martes, 20 de diciembre de 2011

ZOOLÓGICOS EUROPEOS CRITICADOS

EL CENSO DE BORN FREE

No es solo en el Brasil y América Latina que los zoológicos existentes no cumplen con las necesidades mínimas de cuidar de los animales que hospedan, también en la Comunidad Europea, a pesar de normas más estrictas que las nuestras, el trabajo de los zoológicos deja a desear.

Estas conclusiones están recogidas en un extenso trabajo de la respetada organización ambiental BORN FREE, durante 2011. Este informe que ya alcanzó a 14 de los 21 países examinados, sus conclusiones pueden ser leídas en el portal www.euzooinquiry.eu .

El portavoz de la BORN FREE, Daniel Turner, al momento de informar al publico sobre las conclusiones de su trabajo, declaró:”Nuestras investigaciones en los últimos 18 meses han confirmado que muchos zoológicos a través de la Comunidad Europea, no cumplen con las normas establecidas por las leyes europeas y nacionales de cada país. Como resultado de eso, los zoológicos fallan al tomar las medidas necesarias para ayudar a conservar la biodiversidad y millones de animales son mantenidos en condiciones abajo del patrón normal en millares de zoológicos”.

Y Turner añadió: “En la Unión Europea, la fiscalización de los zoológicos y la protección de los animales selvajes mantenidos en cautiverio, son de la responsabilidad de los Estados Miembros y dependen de la voluntad, conocimiento, experiencia y recursos disponibles que son designados para este fin. Lejos de armonizar las operaciones mínimas, las normas establecidas lo que ha demostrado es una enorme variación entre países, así como algunos de ellos que no tienen las condiciones mínimas de cumplir las exigencias esenciales. Sin la intervención y colaboración de la Comunidad Europea esta situación continuará existiendo.”

Desde 2005 existe una norma en la Comunidad Europea – EC Directive 1999/22 – que regula la existencia y funcionamiento de zoológicos en la región, de forma que los mismos cumplan las condiciones mínimas para garantizar la protección de la biodiversidad, como también la educación del publico, y dar condiciones de vida mínimas aceptables a los animales bajo su control.

Esta Investigación de los Zoológicos Europeos de 2011, deja al descubierto que una gran parte de esas instituciones no cumplen las normas mínimas de su existencia, y se han convertido en solo centros de entretenimiento del publico, sin importarse con la calidad de vida de los animales que exhiben.

Los animales no pueden convertirse en un negocio en mano de personas sin escrúpulos, que los usan y los mueven como meros objetos. Los casos de los gorilas de Belo Horizonte, en el Brasil, en que una unión entre el Zoo de Belo Horizonte y la Fundación John Aspinall, de Inglaterra (que es propietaria de dos Zoos), también dejó al descubierto lo que sucede diariamente en Europa, en que grandes primates y todo tipo de animales, son arrancados de su núcleo familiar y enviados a otros centros de entretenimiento a millares de kilómetros de distancia, sin importarse con los sentimientos y lazos afectivos de aquellos seres. Los animales son considerados meros objetos en manos de gente que no sabe respetar lo que es más sagrado en nuestro Planeta: los animales salvajes, los cuales nunca hicieron daño a nadie.

Semanas después de haber traído dos gorilas jóvenes de Inglaterra, el gorila macho Idi Amin está enfermo con Artritis, según confesó un veterinario. Esta es un afección crónica, agravada por la falta de ejercicio que un primate de este porte precisa. El gorila está siendo tratado con antibióticos y anti-inflamatorios, y fue suspendida su exhibición al publico temporalmente. Esto demuestra la improvisación de un proyecto de este tipo, que costó más de 300.000 dólares a los contribuyentes de impuestos de esta ciudad.

Ahora tenemos el caso de la ballena Morgan, que por orden judicial, en lugar de libertarla en el océano, la enviaron a un Zoológico Acuatico en Canarias,en España (Loro parque), que tiene una extensa hoja de maltratos a sus animales.

Cada día se hace más necesario estudiar la existencia de zoológicos en las sociedades humanas, con el propósito de divertir al publico. Ellos no cumplen con la misión que también tienen de proteger la biodiversidad, educar a la juventud y dar una vida digna a los animales. Se convierten, en realidad, en depósitos de animales angustiados y enfermos, que mueren prematuramente de afecciones adquiridas en los propios zoológicos, potencializadas por el stress generado por el asedio del publico.

Dr. Pedro A.Ynterian Presidente, Proyecto GAP Internacional